Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 17 de mayo de 2008




Enciendo unas velas en la mesa mientras bebo un té hirviente para acompañar una tarde solitaria. Desde la calle se ve la luz azul de la lámpara hecha de la escafandra de buzo y que parece un personaje de otro planeta. Se alcanza a ver también parte del patio empedrado, todavía quedan algunas mesas, pero esta noche están abandonadas. Observo las paredes, se ven cuadros y dibujos de algunos pintores del barrio. Descubro un diseño de traje femenino del entonces joven Leo. Complicadísimo. Imagino que no le preocupaban los problemas que tendría que resolver quien lo confeccionara. ¿Vivirá por aquí aún? No se escucha música en el café, pero alguien está aporreando una batería por algún lado. Se ha terminado el té. Elijo ahora una copa de late harvest, mezcla de sauvignon blanc con gewürtzstraminer. No he logrado encontrar alguna botella de este último, solo, seco, como debiera ser. Pasaré el gusto dulce con un jerez.

Ahora se escucha jazz en el piano. (¿El fantasma de P.P.?)

lunes, 12 de mayo de 2008

Llegue Antonia????

miércoles, 7 de mayo de 2008

¡Alfombra roja!




para el primer osado en entrar al nuevo-viejo café.

Cierto es que múltiples tareas lo atan de cabeza, pies y manos, pero queda lengua para venir a decir unas palabrillas de vez en cuando, que muy bien recibidas serán. Tampoco es fácil para todos ingresar acá, pues todo cambio es un sacudimiento y un pensar en hacer maletas y trasladar cosas que parecen bien donde están. Veremos que ocurre más adelante.

Por ahora viene bien un café reconfortante para pasar el mal trago de tanta calamidad que nos va pasando por los lados y el convencimiento de que toda ayuda es poca.

Gracias por la invitacion

Antonia gracias por la invitación,sabes que estoy con vosotros en momentos puntuales, por sobre carga de trabajo, pero en que pase un poco de tiempo podré estar un poco mas ha menudo con todos los amigos del Mozart y participar en todo aquello que pueda y sepa.
Gracias de nuevo y hasta muy pronto.
Telémaco.

martes, 6 de mayo de 2008

¡Bienvenido al Café Mozart!





Después de todas las dificultades con imágenes invisibles, huéspedes desconocidos, invitaciones imposibles y otras hierbitas, hacemos el experimento de la mudanza aquí. El primer paso sería crear un correo gmail para quien no lo tenta y así hacer expedita la comunicación. Werner, Amadeo y las chicas se han instalado aquí part time a ver como anda la entrada de contertulios.

Digamos que hoy estamos de marcha blanca, o verde o del color que quieran. Pero marcha de todas maneras.

Entre todos podemos darle caras al lugar porque, una vez invitado, cada uno agregará a sus textos la imagen que desee.


Un abrazo para todas/os