Se ha producido un error en este gadget.

martes, 28 de septiembre de 2010

Vuestro Fridolin

Tanto tiempo sin aparecerme por el Café que apenas he llegado Leonor se ha puesto nerviosa y ha dejado caer una bandeja con gambas al pil pil. Amadeo ha acometido unos compases de la Polonesa de Chopin y me he sentado aquí en el rinconcito de costumbre a beber un vino de color granate y sabor a fresas y a pasas.
Qué bueno saber algo de mi tía Laura, de Elvi, de Marsa, de Aby. Ya he vuelto a España y preparo mi viaje a cHILE PARA PRINCIPIOS DE nOVIEMBRE.
Aquí vuestro Fridolin, vuestro Galva, llegando de Berlin, con ilusiones y achaques. Como siempre. Y me gustaría en este viaje verlas a todas. Disfrutar de vuestra compañía. Al menos con tía Laura haremos teatro y beberemos unos vinos. Y si las cosas marchan bien me pasaré por Mendoza, y no sé si los dioses me traigan a mi Jorgelina adorada. Ya veremos.
Por ahora Leonor querida, una botella de buen tinto argentino para que bebamos con Amadeo unas copas y hagamos recuerdos del pasado.
Un abrazo grande a todas.

sábado, 25 de septiembre de 2010

donde andan todos?

Como estan amigos? Yo sigo en lo mismo,enamorada de un hombre casado,y cuestionandome esta relacion desde el vamos imposible...es la epoca de los amores de transito..una vida sentimental de picoteo..para evitar el amor..pareceria que esta pasado de moda...y el amor es el sentimiento mas fuerte que se pueda experimentar.
El amor despues de grandes luchas sociales..de tabues..represiones etc etc..logro una libertad casi forzosa..se alejo de miles de años de prejuicios religiosos y morales.
Y hoy tanto los hombres como las mujeres nos sentimos entrampados dentro de tantas opciones de libertad...esta el amor a su disposicion...y curiosamente nos sienten invadidos por la soledad ..sin saber aun que hacer...y lo unico que se hace es.....enamorarse de los propios sueños.
Por la grieta silenciosa ya no se filtra..lo sexual o lo indecente...sino lo sentimental...todo lo que tiene que ver con los sentimientos..porque cuando amamos..en nuestra mismidad nos sentimos fragiles...vulnerables...y eso es tan humano!!!Y para protegernos de esos temores....de las decepciones que vivimos como amenazas..recurrimos al amor de transito....
Yo estoy bien,es un buen hombre,.... pero....casado.....y me limita en mi libertad de vivirlo plenamente...

Un abrazo amigas. ..como esta Fridolin...alguien sabe algo de el?

domingo, 12 de septiembre de 2010

Mirando llover

Terminaba recién de regar cuando comenzó la lluvia. Nada quedará de las flores del ciruelo. Siempre me ocurre lo mismo. Se ve la tierra reseca, las hojas languidecen, me dan pena, riego y ¡zas!
Hoy tendría que hacer muchas cosas, pero me abruman y he venido al café porque está abandonado. Leonor me sirve un ron cola, será poco imaginativo, pero me da ánimos.
Durante la feria del libro - bastante venida a menos - que se realiza aquí, estuvo un escritor de moda, Pablo Simonetti, best seller. No estuve presente durante su entrevista y exposición, pero supe que encantó a todos: un tipo alto, guapo y relativamente joven (cuarenta y algo). Por curiosidad, leí su primera novela y estoy terminando otra. Me doy cuenta que el éxito se basa en gran medida en la personalidad del autor, su exhibición, entrevistas, fotos, historia. Es homosexual y eso atrae como curiosidad. Pero sus textos me desilusionaron, esperaba algo nuevo, pero sus novelas parecen estar basadas en tantas otras de probada eficacia. ¿Es que algo nuevo se puede expresar? Su éxito puede deberse al retrato de la clase media llena de prejuicios donde muchos se pueden sentir reflejados. Casi podría decir que me deprime.
Mientras tanto, aquí se habla de la huelga de hambre de los presos mapuches, de sus derechos y la solución del conflicto. Nadie quiera enturbiar la celebración del bicentenario de la independencia con algún acontecimiento molesto: la muerte de algún huelguista y la consiguiente ola publicitaria. La sonrisa oficial del gobierno no debe ser frustrada con acontecimientos molestos.
Sigue lloviendo y las flores del ciruelo se han convertido en alfombra.