Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 27 de noviembre de 2009

No está na el caballero...


Escucho la frase de mi vecina ante un vendedor/ propagandista de algo. Ella se excusa de tomar una decisión o elude expresar un rechazo a través de un subterfugio cómodo.

Si bien luchamos para que la igualdad entre los sexos se imponga, subterráneamente unos topos trabajan en contra y mientras existan y se multipliquen, nada verdadero se logrará, ya que la atávica sumisión al sexo peludo subyace entre la población, se trate o no de la marginal, como la que menciono.

domingo, 22 de noviembre de 2009


Con una cerveza helada, pretendo que ya es verano, aunque los días grises se suceden a pesar de los pronósticos optimistas del tiempo que dicen que deberíamos tener días soleados y calurosos.
Aunque noviembre ya está finalizando, ninguna noticia se ha recibido por aquí de Galvarino, por lo que deduzco que está pasando un tiempo estupendo por ahí.
Espero, amigo, que te acuerdes de enviar algún mensaje y ojalá también te materialices antes de regresar a España.
He visitado poquísimo los blogs, pues todos estamos con la mente puesta en el final de año y sus obligados rituales. Bueno, eso de obligados no es para tanto pues si no los realizamos de buen grado, no tendrían razón de ser aceptados.
Por hoy, me marcho con la pereza a otra parte y específicamente, a cumplir con la "tarea" de mañana lunes.
Buenas tardes

sábado, 14 de noviembre de 2009




Durante todo el año, estuvo floreciendo el romero.

La planta fue la única atracción de las
abejas en el invierno. Algo parecido había ocurrido con dos
fucsias. Floración ininterrumpida por todo el año terminando en muerte.
Previendo el desastre, saqué varias patillas del romero y las planté. Fracaso.
Desgraciadamente, de la noche a la mañana, el arbusto apareció con todas sus ramillas mustias y terminó por secarse totalmente.
Es curioso, pero se parece a una circunstancia personal que se ha repetido. Sin ningún motivo especial, me he sentido feliz de repente, para encontrarme después en medio de un accidente o recibiendo la noticia de la muerte de alguien querido. ¿Alguna relación?



miércoles, 11 de noviembre de 2009

Feria del libro de Santiago





Este año la feria tuvo como país invitado: Argentina.

Y como no podían faltar los tangos, vimos una presentación en la Plaza del Encuentro.

Asisto principalmente por comodidad, aprovechando la presencia de varias editoriales y librerias para buscar libros que me interesen. Inevitablemente, son muchísimos más que los que puedo comprar. Mis escogidos esta vez fueron:

Sueños y memorias de Gabriel Valdés, el tomo 1 de la obra poética de Nicolás Guillén, que encontré en el stand de Cuba, La novela de Ferrara de Giorgio Basani, El último encuentro de Sandor Marai y Me llamo rojo, de Orhan Pamuk. Estuve a punto de traerme un libro de arte islámico, pero el precio me detuvo.

Hubiera deseado encontrar algún puesto con libros y revistas en inglés, (para evitar largos viajes) pero no había.

Por haber ido temprano y en día de semana, se podía deambular con bastante comodidad y verlo todo. Sin embargo faltaban libros "para la vista", pues generalmente hay un sólo puesto para reproducciones de arte y material gráfico. En cuanto a los comics, son los más caros de todos.

Entre las ediciones curiosas, se ofrecía un libro de poemas de Armando Uribe hecho con letra manuscrita, incluyendo borrones y en un stand figuraban aquellas ediciones artesanales con tapa de cartón reciclado pintarrajeado, en cuyo interior los textos están engrapados al modo de las revistas y pegada su última hoja trasera al cartón. (Frágil, incómodo y desordenado, pero dan ganas de fabricarse sus propios libros con algún sistema más estético.)

El mundo musulmán se expande: había dos puestos entre los más pequeños, uno de ellos de Turquía, aún cuando en Chile casi no hay turcos. Si habita una gran cantidad de gente de origen palestino, pero la mayoría son cristianos. Sin embargo, algunos nacionales se interesan y se están haciendo musulmanes.

Por ahora, tendré lectura para unas cuantas noches.

Hasta pronto.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Escuchando las noticias


Hoy siguen en paro los trabajadores municipales, aquellos inamovibles, que si no los soportan en alguna sección, los trasladan a otra y listo. (Como a los sacerdotes católicos) En cierta oportunidad me dijo una jefa de servicio: "si despidieran a la mitad de los funcionarios, nadie se daría cuenta..." No opino al respecto porque jamás trabajé allí. Como los cursos a que asisto funcionan en territorio municipal, estoy libre por estos días y con ánimo ligero, vengo al café a tomarme un trago.
Leonor trae algo llamado vulgarmente "Roncola", antes era "Cuba libre". Me había olvidado el sabor. A éste le pusieron un excelente ron y aunque la cocacola no sea una de mis bebidas favoritas, la mezcla me parece de primera.
¡Salud! mientras las huelgas de fin de año, tan estratégicamente producidas, son la noticia del día en todos los informativos. Y justamente en época de crisis mundial, con creciente desempleo, en resumen, una burla a los cesantes...
¡Leonor, otra, por favor!

viernes, 6 de noviembre de 2009

Padres e hijos

Cuando recién conocí a Osvaldo, habló con especial afecto de "el hijo". También su mujer se refirió así al hijo que tuvieron. Jamás les he escuchado referirse a "mi" o "nuestro" hijo. Tampoco entre ellos se mencionan uno al otro con posesivos, respetando en el fondo y la forma la independencia de cada uno.
Esta costumbre debería extenderse hasta que terminara por debilitar ese tremendo deseo de posesión que impulsa a tanto desiquilibrado al abuso y la violencia. Es posible que a lo largo de los años, quienes lo escuchen terminen por adoptar esta costumbre o, al menos, pensar en ella.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Un manhattan, por favor


y un plato con aceitunas de Azapa, pero de carrera porque no había podido venir aquí.
Todavía no me decido por comprar una pantalla. Después de ir de tiendas, me parece que los vendedores se obstinan en meter por los ojos de los pobres clientes unas maravillas de marca dudosa, mientras esconden de la vista algunas de marca quizá más confiable y más cara. Dudo, porque ya no me queda claro si no se trata sólo de un método de venta para manipular a los incautos.
En realidad, venía a hablar de otra cosa, pero se me echó encima el reloj, la hora, el tiempo, pido disculpas si alguien se apareció por aquí y me voy por la tangente antes de que se note...