Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 28 de abril de 2010

Para que otros aprendamos a amar la verdad.

ENCUENTRO DE CENTROS DE MEMORIA HISTÓRICA
Tereixa Constenla - El País (28-04-2009)

Ulrich Mühe murió en 2007, tras haber rozado una sarcástica gloria. Un año antes había sido encumbrado por su interpretación de un eficaz capitán de la Stasi, la ubicua policía secreta de la República Democrática Alemana, que debía espiar a una pareja de artistas. En el filme, La vida de los otros, el capitán lograba convertir a la espiada en espía del régimen. Una más. La película logró el Oscar y miles de aplausos. Mühe estaba impresionante. Hasta aquí la gloria. ¿Cuál era el sarcasmo? Que la primera esposa del actor había colaborado con la Stasi en el pasado.

      Alemania

      A FONDO

      Capital:
      Berlín.
      Gobierno:
      República Federal.
      Población:
      82,369,552 (est. 2008)

    La noticia en otros webs

    Más de 2,6 millones de alemanes han consultado ya los archivos de la Stasi

    En 1989, 174.000 personas trabajaron para la policía secreta de la RDA

    Polonia no empezó a ajustar cuentas con su memoria hasta el año 2000

    El régimen rumano daba permisos de viaje por colaborar con la Securitate

    Lo único bueno de los archivos de la Stasi es que existen. Cualquier alemán tiene derecho a consultar si hay información sobre él y quién la proporcionó. Y vaya si quieren. Más de 2,6 millones de personas han escrutado los fondos para averiguar si fueron espiados y por quiénes desde que se abrieron los archivos del régimen comunista, en 1992. Contra algunos temores apocalípticos, el ansia de saber no iba de la mano del afán de venganza. "No conocemos ni un solo acto violento de una víctima contra su acusador", dijo ayer Helge Heidemeyer, representante del Comisionado Federal de Documentos de la Stasi, en el II Encuentro Internacional de Centros de Memoria Histórica, que se celebra en Salamanca.

    La Stasi fue puntillosa, obsesiva. Puestos en fila, sus archivos ocuparían 51 kilómetros. En aquel universo cerrado que todo lo oía, la desconfianza se convirtió en un arma de supervivencia. "Enfrentarse al pasado a veces es doloroso y emotivo, pero pone su vida en sus manos. Ahora ya saben quién espiaba y quién no, pueden probar si han sido víctimas de la Stasi y rehabilitar su nombre si no colaboraron", contó Heidemeyer.

    Porque Alemania oriental pareció durante unos años un país de espías. Hasta 174.000 personas colaboraron con la policía comunista en 1989, justo antes de la caída del muro de Berlín. Ese mismo año, en Polonia, los "soplones" no llegaban a los 100.000, según datos aportados ayer por Krzysztof Persak, del Instituto Nacional de la Memoria de Polonia.

    El encuentro, que organiza por segunda ocasión el Centro Documental de la Memoria Histórica, pone en su sitio a los archivos, un arma incontestable contra la reescritura histórica o la tentación del silencio. Ya lo avisó el poeta Juan Gelman: "Desaparecen los dictadores de la escena y aparecen inmediatamente los organizadores del olvido". En las oficinas de la Stasi lo hicieron a la carrera destruyendo documentos y grabaciones con cualquier método. "Los quemaron, le echaron agua y también los hicieron trizas con las manos, pero no fueron destruidos por completo", contó Heidemeyer. Son el grupo de los "predestruidos". Ocupan unas 15.500 cajas. Ya han logrado rehacerse 40.000 páginas. Gracias a lo recuperado se ha desenmascarado algún cargo parlamentario que negaba haber colaborado con la policía secreta.

    La transparencia del Comisionado Federal de Documentos de la Stasi sirvió de guía para otros países de pasado comunista como Polonia, que comenzó a ajustar cuentas con su historia reciente en 2000, con la creación del Instituto Nacional de la Memoria. "Durante la transición se consideró agitadores a quienes pedían abrir los archivos y se destruyeron muchos documentos", contó Krzysztof Persak, investigador e integrante de la Comisión para la Persecución de Crímenes contra la Nación Polaca.

    El Instituto Nacional de la Memoria, además de custodiar 89 kilómetros de archivos de servicios represivos de la era comunista, promueve investigaciones penales y ha acusado a 400 personas por crímenes, torturas o detenciones. "El problema es llevar ante la justicia a los jueces militares que firmaron condenas de muerte, porque se tapan entre ellos", lamentó Persak.

    Las deportaciones masivas a la URSS o las limpiezas étnicas contra polacos cometidas por nacionalistas ucranios son algunos de los asuntos que investiga el instituto, cuyo director falleció en el accidente aéreo en el que perecieron numerosas autoridades de Polonia, incluido su presidente Lech Kaczynski, justo cuando viajaban hacia Rusia para participar en un acto de desagravio por la matanza de Katyn. La URSS, responsable de aquella matanza de 22.000 polacos, negó su participación e incluso permitió que el tribunal de Núremberg juzgase por ello a varios oficiales nazis, finalmente, absueltos.

    La farsa se destapó en 1990 gracias al presidente Mijaíl Gorbachov, que entregó a su colega polaco Jaruzelski la lista de los fusilados y otros documentos. Las investigaciones iniciadas entonces se cortaron en seco en 2004, bajo el mandato de Putin, cuando se ordenó declarar secreto de Estado 116 de los 183 tomos de la investigación. De nuevo, los organizadores de olvido.

    A veces reaparecen sobre terreno ganado. El Tribunal Constitucional de Rumania declaró inconstitucional la ley que desnudaba la represión del régimen de Nicolae Ceausescu. "Contenía veneno", opinó el tribunal. Dragos Petrescu, del Consejo Nacional para el Estudio de los Archivos de la Securitate, desveló la clave: "Los jueces del Constitucional necesitan tener más de 15 años de experiencia. ¡Habían accedido durante el antiguo régimen!". En Rumania, la colaboración con la Securitate no era obligatoria, pero se incentivaba gracias al chantaje y a las prebendas como la autorización para viajar a Occidente. Lo vital y complejo que resultaba salir del país se aprecia con nitidez en la película Cómo celebré el fin del mundo (2006), en la que un niño de siete años, Lalalilu, planea asesinar al dictador para impedir que su hermana huya de Bucarest en 1989.


    martes, 20 de abril de 2010

    sin gracia

    Después,
    de la cópula tectónica que hace temblar la tierra
    un cataclismo de aguas derivó navíos
    cual barcos de papel a las laderas.
    Pobladores,pescadores aterrados en los cerros
    bajo la tenue luz de las luciérnagas del cielo,
    ruegan a Dios que se cumplan profecías ,
    las más buenas y favorables a los pobres.
    Esa que dice:"no hay mal que por bien no venga" ,
    pues han visto tantos soles hundirse en el ocaso, reaparecer
    y tantas primaveras incendiar sus alas
    en el ardiente verano , retornar
    y buscan en la noche el circulo en la luna ,
    pues nos trae novedad ninguna .
    Mientras,
    la niebla irreverente invade la ciudad ,
    trepa por los balcones destrozados,
    palpa con su humedad en los rincones
    en busca de gemidos ...
    Ella viene a silenciar los pájaros heridos
    por la pobreza ,la ruina ,la vejez,el abandono.
    No es posible ahuyentarla con chistes ni chascarros,
    la muerte no sabe de carnaval ni risas .
    Una vez más viene a decirnos: no hay tregua,
    las heridas cierran solamente con lágrimas .
    Enrique Darío .

    sábado, 17 de abril de 2010

    SOBERBIA

    Ciego quiso dominar,

    y arrojó con risas,

    la luz a una ciénaga.

    .

    Extrajo rubíes de las venas

    de los que arrastran sus pies,

    y hambrientos chupan raices secas.

    .

    Dijo soy,

    y altas alambradas

    cubrieron los campos

    y cerraron el paso

    a las diferencias.

    .

    Sacó banderas,

    y arrasó

    hasta la más tenue hierba.

    .

    Deseó,

    y media tierra fue retorcida

    hasta sacarle, gota a gota,

    toda su esencia.

    .

    Con brillo de acero,

    vomitando muerte,

    el cráneo vaciado

    y movimiento preciso,

    creó una esfera abrasadora,

    un hongo letal.

    .

    Construyó una torre,

    miró las estrellas,

    y las vio materia.

    Supo que podría llegar hasta ellas,

    recoger sus rayos y lanzarlos,

    cual cegadoras flechas.

    .

    Vió su obra complacido,

    y la llamó inteligencia.


    M.R, Comas (1988)

    miércoles, 14 de abril de 2010

    El día de la República española.

    Hoy hemos celebrado en España el aniversario de la República. Todos los años, el 14 de Abril es el día señalado cuando España eligió una República el año 1931. Es una fecha señalada que nos recuerda una opción democrática que tuvo corta y abrupta vida.
    Y aquí, como en cada ciudad española se han realizado homenajes y recordatorios. Nosotros unimos la celebración de la República con el recuerdo de Miguel Hernández que este año se cumple el centenario de su nacimiento.
    Se preparó un recital con poemas del poeta de Orihuela y una semblanza de su vida. El acto se realizó en un Salón con capacidad para más de 200 personas y estaba lleno. Había un silencio impresionante escuchando los versos del poeta que luchó en la Guerra Civil, y murió tuberculoso en las cárceles de la dictadura.
    Son gestos, claro, se hace en momentos en que se juzga al juez Garzón que pretendió abrir un proceso por los crímenes del franquismo. En España, a diferencia de nuestros paises latinoamericanos no se juzgó a nadie de los criminales del franquismo. Se hizo borrón y cuenta nueva. Y esto es una vergüenza, sin embargo hasta la gente de izquierda quiere que se pase página. Tal es el miedo que aún tienen los españoles en el cuerpo. Es una pena, y menos mal que hay gente que aún lucha y cree en los sueños.

    lunes, 5 de abril de 2010

    Llegando la noche

    Llego al Café van saliendo los clientes de la tarde. Ya vendrán los noctámbulos con sus rostros pálidos, demacrados, esas mujeres de trajes negros y ojeras profundas, de largas boquillas que acarician labios violetas de carmín que ansía ese beso que no llega.
    Y esos hombres, de trajes arrugados, los ojos enrojecidos por la luz del día que ya se ha marchado, el sombrero ladeado y el rictus casi permanente de hastío y de soledad.
    Me integro a ese bestiario que es el mío y pido un pernod para despertar mi cuerpo cansado de los besos nocturnos, de las caricias que morían al instante de nacer.
    Quién era anoche? Paula? Margot? Tamara? Desiree? Perdonadme todas, no lo recuerdo. Ni siquiera recuerdo quien era yo. Y acaso importa algo? Lo importante es que hoy estoy aquí en el Café y la bella me contempla con ojos de reproche y Amadeo interpreta a Piazolla y pronto entrará por esa puerta mi bien amada tía Laura. Y seguro que esta noche aparece Jorgelina y hasta quizá se motive Aby Florencia y la veamos entrar con su sonrisa de niña buena. En fin, por mientras la bella me prepara algo que fortalezca mis débiles defensas y descorchamos una botella de buen tinto con Amadeo.