Se ha producido un error en este gadget.

martes, 30 de junio de 2009

Peras al olmo




Me pregunto si tendré endurecida la sesera al pretender sacar agua de las piedras, sin otro propósito que patalear un poco y por deporte. Posiblemente es un rasgo de demencia senil ad portas. He molestado a medio mundo intentando que se transformen por milagro en algo que no son. Intentaré aceptar a los demás mientras compartamos el mismo bote, a menos que lo aconsejable sea abandonarlo.
- No, Leonor, no hablaba contigo, pero, ya que estás aquí, tráeme una caipiriña para combatir el resfrío. He venido escapando de esa influenza porcino-humana, que ha hecho colapsar la capacidad de consultorios y hospitales.
Ya ves que he tomado este café como confesionario.

Hace un par de noches, estuve leyendo una novela ¿novela? de Manuel Azaña “El jardín de los frailes”|. Es un libro semi-autobiográfico sobre la vida escolar de fines del siglo antepasado:

Una frase: “Borrascas de lapos y cachetinas, imbuían en los torpes la sintaxis del latín: más lágrimas he visto correr sobre el texto de los Comentarios que sangre vertió el propio César en el suelo de las Galias.”

Le he contado 13 líneas por frase. ¡Qué vocabulario!

Tenía una idea demasiado vaga sobre esta persona, escritor, político “intelectual”, presidente de la Segunda República Española. He estado buceando en Internet para averiguar más sobre él. Vale la pena.
Lo destino a un compañero de taller, descendiente de españoles y admirador de todo lo hispano, con potente y afinada voz de barítono que luce en toda ocasión, autor de innumerables “cartas al diario”, encendidas de furia y abundantes en diatribas contra todo lo que considere torcido.
Pensé invitarlo al café, pero él, persona en extremo sociable, prefiere el contacto directo al virtual.

¿Y Enrique? Posiblemente olvidó cómo entrar.

Cariños a todas/¿os?nter

miércoles, 24 de junio de 2009

Sin ton ni son

- Un martini seco con dos aceitunas, por favor - le pido a Leonor, porque desde hace un tiempo me he vuelto alcohólica sin remedio.
Aquí lo tengo, en su punto exacto y lo hago durar al máximo.

- Si no tienes nada que decir, no lo digas - dice mi conciencia. Pero no le hago caso. Vengo llegando de clases. La mitad de los alumnos faltante por resfríos, gripe, amenazas de virus, el día más helado del año y coincidente, el We Tripantu (año nuevo mapuche) cuando comienzan a alargarse los días y se acerca la esperanza de que el invierno termine de una vez. (Es el día que el invierno comienza, según los pesimistas).

¡Felicidad, Marsa! (por tu mensaje)

¡Mari, mari kom pu che!*

*Saludos a todos

jueves, 18 de junio de 2009

El quiltro Niki González



Apareció una noche en el antejardín (o antidesorden), empapado y hambriento. Luego de larga deliberación con el otro ocupante de la casa, se quedó, ya que daba pena echarlo. Además, era imposible. Es un terremoto chillón, de 4 meses, según la veterinaria. Espero que alguien lo adopte. Es lo último que necesito. Sin embargo, piensa quedarse.

miércoles, 17 de junio de 2009

Mitad gato mitad humano?

Por fin he logrado que mi amada tía me levante la moratoria o la cuarentena y me permita entrar al Café. No sé qué habría hecho yo de mal? Algo sería porque me tenían castigado.
Y me encuentro con que ella ha puesto una foto y un hermoso poema a Fridolin!
Si yo pudiera desprenderme un momento de este disfraz humano y encarnarme en ese bello gato rubio, de rostro tranquilo pero muy felino!!! Pero si hasta Jorgelina me quisiera!
He leído todos tus comentarios Elvi querida y son muy interesantes como todo lo que escribes.
Y veo que ahora es Marsa la desaparecida. Vaya! Bueno mi tía tampoco es que se prodigue, pero ella sabe bien que el Café está en buenas manos. Ahorita mismo voy a beberme una buena copa de cabernet souvinón de las tierras de Chimbarongo. Y de Santa Cruz. Leo por ahí que en esas tierras los caldos son una locura.
Cielo! Leonor querida! Acompáñame y ponés unas almejas a la plancha.
Un saludo queridas mías!

viernes, 12 de junio de 2009

AL GATO FRIDOLIN





Fridolin es un gato
de rubio bigote, muy viajado
cola frondosa y aire seductor
su melosa voz encanta
a cuanta gata beba el aire
de su canto original
para ellas tiene versos
de vino y miel
bellas frases de consuelo
para todo mal de amor
pausado caminas y te paseas
dejando por doquier
estela de pasión
¡Ay de quien se embarque
en la barca efímera
de la ilusión!

martes, 2 de junio de 2009

Anhelo cumplido

ODA A JORGELINA

Ah, esos ojazos de esta niña,
transparentes,
con su fuego motivador,
diciéndonos de sus luchas,sus encantos y desencantos.
A momentos saudádicos,
y llenos de esperanza.

Alcanzará pronto lo suyo,
porque lo suyo es la mejor de las
búsquedas,
el bien, el amor,la paz,
y es una embajadora de la luz.

Atenta, gentil, generosa
en grado sumo,
inteligente y audaz.

Mateando el viernes en su casa,
con Sócrates, hermoso y dulce felino;
el tortugo escondido bajo el sofá
en su sueño invernal.

En ese rato, insuficiente de modo avaro
para charlar y decir tantas cosas, compartimos
a lo argentino, con una mesa esmerada
de tantos bocadines con los que me esperaba.

Es ella energía pura, energía de la que no daña,
que motiva, que ama, que espera lo mejor,
que da tranquilidad, que ofrece un habitat
de construcción.

Gracias hermana, gracias por ese increíble
espacio que me brindaste; me alegra tanto
el haber estado a tu lado un rato, un privilegio
inesperado, una esperanza cumplida,
que ojalá podamos repetir.

lunes, 1 de junio de 2009

Oda a Fridolina

free hit counter

hit counter

Oh Fridolina lejana y presentida.
Te imagino caminando silenciosa por el cesped,
oler la hierba que porfiada se instala
en el umbral de la casa.
Escuchar molesta y resignada
los duros ladridos del perro
y atisbar la amada silueta de Laura
que se acerca con algun cotidiano
presente gastronómico.
Ese es tu universo querida.
Ese pequeño mundo que se cubre de flores
y despierta en ti un oscuro
caudal de sueños y arrebatos.
En la primavera juguetea tu sangre
y a veces suspiros hondos
viajan por el eco de la noche. Tal vez, muy lejos,
en ajenos huertos o en los barrosos tejados cuidadanos
responde un eco viril, ahito de urgencias masculinas.
Pero aquí tú permaneces
ligada a tu destino,
esperando ese día, esa tarde,
en que desde la vastedad de lo lejano
yo aparezca,
desnudado de este disfraz humano,
y todo sea una fiesta de pieles,
de colas enhiestas, de bigotes
centinelas del amor.
Y será tu mirada, Fridolina,
la respuesta más pura
a mis desvelos.